"Se decía que era una luciérnaga. Brillante en la opacidad, lustroso en la oscuridad, certero en la ambigüedad, constante en los altibajos, regularmente decisivo en la indecisión, firme en la duda, persistente en la inacción"